Saltar al contenido
Indemnización por accidente de trafico Optima

¿Tributa una indemnización por accidente de tráfico?

¿Tributa una indemnización por accidente de tráfico?

Con la entrada del nuevo año en escena, nos proponemos en el blog de Indemnización Óptima traer a colación un tema que suele asaltar a cualquier conductor que ha sufrido un accidente de tráfico. Esta duda no es otra que si las indemnizaciones que se reciben como consecuencia de la responsabilidad civil derivada del accidente acaecido tributan.

Por desgracia, esta duda seguirá surgiendo en la medida en que el número de accidentes de tráfico no descienda a cero. Ya sin mayor dilación, estudiaremos la pregunta propuesta en el encabezado de la entrada en la profundidad que nos permite este formato.

Cuestiones generales sobre tributación en las indemnizaciones por accidente de tráfico

Cuestiones generales sobre tributación en las indemnizaciones por accidente de tráfico
Cuestiones generales sobre tributación en las indemnizaciones por accidente de tráfico

En primer lugar, cabe preguntarse qué impuestos podrían aplicarse a este tipo de incremento patrimonial. Los dos únicos supuestos en que se produciría el supuesto de gravamen sobre la cantidad obtenida sería en el caso del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en el caso del Impuesto sobre Sucesiones.

Siendo el segundo caso mucho más sencillo tanto en cuanto a su funcionamiento como en los casos en que se aplica empezaremos con éste.

Tributación por el Impuesto sobre Sucesiones de la indemnización por accidente

Tributación por el Impuesto sobre Sucesiones de la indemnización por accidente
Tributación por el Impuesto sobre Sucesiones de la indemnización por accidente

Como es lógico, uno de los posibles resultados del accidente puede ser el de muerte del accidentado. El hecho de que fallezca no determina que desaparezca el derecho a percibir la indemnización correspondiente, por lo que en estos casos habrá que tener en cuenta este impuesto a la hora de saber si hemos de declarar la cantidad recibida y someterla a gravamen

De manera muy somera, podemos definir el impuesto sobre sucesiones como aquel impuesto que grava los incrementos patrimoniales obtenidos por personas físicas gratuitamente y mortis causa. Podríamos establecer que sus características básicas son las siguientes:

  • Directo, pues recae sobre una manifestación directa e inmediata de la capacidad económica como es la adquisición de bienes y derechos.
  • Personal, porque se establece en relación con una persona determinada, que son los herederos en este caso.
  • Subjetivo, puesto que se tienen en cuenta las circunstancias del sujeto pasivo (persona que va a realizar el pago).
  • Progresivo, debido a que cuanto mayor sea la cantidad de la herencia, mayor será el porcentaje de impuesto que deben pagar los herederos.
  • Instantáneo, dado que el hecho imponible se produce de forma aislada.

Dado que la indemnización va a pasar a formar parte de lo que se denomina “masa hereditaria”, la cantidad de ésta que corresponda a la indemnización como consecuencia de un accidente de tráfico se tendrá en cuenta a la hora de hallar el tipo impositivo a aplicar a la herencia. Podemos afirmar entonces que las indemnizaciones obtenidas a través de este mecanismo sí tributan por el Impuesto sobre Sucesiones (obviamente siempre que ese tipo impositivo sea superior a cero).

Tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de la indemnización por accidente

Tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de la indemnización por accidente
Tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de la indemnización por accidente

Si acudimos a la legislación reguladora del impuesto en cuestión (Ley del IRPF 35/2006 de 28 de Noviembre), nos encontramos con el extensísimo y archiconocido artículo 7º, que hace referencia a las rentas exentas. En su letra “d” se establece que : “Las indemnizaciones como consecuencia de responsabilidad civil por daños personales, en la cuantía legal o judicialmente reconocida. Igualmente estarán exentas las indemnizaciones por idéntico tipo de daños derivadas de contratos de seguro de accidentes, salvo aquellos cuyas primas hubieran podido reducir la base imponible o ser consideradas gasto deducible por aplicación de la regla 1.ª del apartado 2 del artículo 30 de esta Ley, hasta la cuantía que resulte de aplicar, para el daño sufrido, el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, incorporado como anexo en el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre.”

De una primera lectura del artículo podemos extraer la regla general y sus posibles excepciones, junto con una serie de conceptos que entendemos esenciales para entender esta figura. La regla general es que las indemnizaciones como consecuencia de responsabilidad civil por daños personales NO tributan por el IRPF. Aun quedando claro el punto anteriormente expuesto, bien es cierto que la propia ley matiza la regla general que enuncia mediante la expresión “en la cuantía legal o judicialmente reconocida”. Esta pequeña adición se traduce, en la práctica, en dos situaciones que pasamos a ver a continuación en sus respectivos epígrafes.

En caso de que hayamos obtenido la indemnización como consecuencia de una sentencia favorable

En caso de que hayamos obtenido la indemnización como consecuencia de una sentencia favorable
En caso de que hayamos obtenido la indemnización como consecuencia de una sentencia favorable

Nos referimos al caso en que no se ha llegado a un acuerdo amistoso previo con la aseguradora, por lo que ha habido que celebrar el pertinente juicio. En este caso, tanto la existencia del derecho a cobro como la cuantía a la que asciende la indemnización viene determinada en la correspondiente sentencia emanada por el juez competente.

En este supuesto la totalidad de la indemnización, exceda o no de la cuantía legalmente establecida en el Baremo de Accidentes, estará exenta de tributar. Aun siendo un detalle algo más técnico, cabe señalar que podría no resultar necesario la existencia de sentencia per se, siempre que haya existido algún resquicio de actividad judicial ( los casos en que haya habido allanamiento, renuncia, transacción judicial, etc…) se considerarán igualmente exentos de tributar en la Declaración de la Renta.

La justificación teórica de que exista esta exención, sin entrar mucho en la doctrina al respecto, podemos encontrarla en que nos encontramos ante un supuesto en el que se está resarciendo un daño previo con el pago de la indemnización, por lo que el incremento patrimonial no se puede asociar a un enriquecimiento propiamente dicho, sino una “justa compensación”.

En caso de acuerdo amistoso entre las partes

Indemnización por accidente por parte amistoso del seguro: el acuerdo amistoso entre las partes
Indemnización por accidente por parte amistoso del seguro: el acuerdo amistoso entre las partes

Haciendo una lectura del fragmento antes transcrito de la Ley 35/2006, de 28 de Noviembre, podemos recordar que establecía con respecto a las indemnizaciones como consecuencia de responsabilidad civil por daños personales con carácter general que en materia tributaria, cuando esta cantidad proviene de una compañía aseguradora, quedará exenta siempre que esta no superase la cantidad establecida por el Baremo de Accidentes de Tráfico para nuestro caso concreto.

A efectos prácticos, esta exención en la declaración de la renta se aplica casi siempre con carácter general, ya que a la hora de abonar la cuantía económica que supondría nuestra indemnización, son muy pocas las ocasiones en las que las aseguradoras pagan más de lo que correspondería en base a lo establecido en el Baremo de Accidentes de Tráfico.

  • Por lo tanto, y a efectos prácticos, serán reducidas las ocasiones en las que contemos con un excedente económico susceptible de ser declarado en nuestra declaración de la renta.

No obstante, en caso de que este supuesto de hecho llegase a suceder, la tributación de una indemnización por accidente de tráfico deberá ser realizada en calidad de ganancia patrimonial no derivada de la transmisión de bienes y solo por la cuantía que exceda la cantidad establecida en el Baremo de Accidentes de Tráfico.

Esta cantidad económica será incluida en nuestra base imponible general, a la cual se le aplicará un tipo de gravamen progresivo, es decir, cuanto mayor sea la cantidad final, mayor será el tipo impositivo que se aplicará en nuestro supuesto de hecho.  

Tributación de la indemnización por accidente de tráfico: ¿qué sucede con los intereses de demora?

Es probable que la compañía aseguradora se demore en el pago de nuestra indemnización, algo que se contempla de manera clara en el artículo 20 de la Ley 50/1980, de 8 de Octubre (Ley de Contrato de Seguro).

No obstante, en relación a la tributación de la indemnización por accidente de tráfico, esta es una de las cuestiones que se han visto modificadas en base a los nuevos criterios aplicados por el  Tribunales Económicos Administrativos

Es importante ser conscientes de que, estos intereses solo quedarán exentos de tributación en caso de que se generen por una demora en el pago por parte de la empresa y/o sujeto responsable.

El baremo de accidentes de tráfico: ¿cómo funciona este sistema de cálculo?

Un aspecto muy importante relacionado con la tributación de la indemnización por accidente de tráfico es el Baremo de accidentes de tráfico, mal llamado así en diversas ocasiones y sobre el cual no son pocas las personas que tienen una concepción algo difusa de lo que significaría este documento legal.

📚 CONTEXTO JURÍDICO La Ley 35/2015, de 22 de Septiembre introducía un sistema para medir las cantidades indemnizatorias que deberán de recibir los sujetos en caso de sufrir un accidente de tráfico, modificando algunos preceptos establecidos en el baremo anterior.

A pesar de que en los años posteriores sería mal llamado como Baremo de Accidentes de Tráfico (baremo tráfico 2017, baremo tráfico 2018 etc…) es importante ser conscientes de que las tablas contenidas en este se pueden aplicar a supuestos de hecho como accidentes laborales o casos de mala praxis médica de modo orientativo.

Además, es importante saber que, tras la reforma del 2016, los sujetos titulares del derecho a la indemnización podrían ser la víctima del accidente, y, en caso de fallecimiento de la víctima, podrán ser beneficiaros de la indemnización el cónyuge, ascendientes, descendientes , hermanos y otros sujetos allegados a la misma.

Otros aspectos a tener en cuenta en la tributación por la indemnización de accidente de tráfico

Otros aspectos a tener en cuenta en la tributación por la indemnización de accidente de tráfico
Otros aspectos a tener en cuenta en la tributación por la indemnización de accidente de tráfico

Siendo objetivos, la tributación de una indemnización por accidente de tráfico sería solo una pequeña parte del proceso en caso de llegar a sucederse un supuesto de hecho de esta tipología. 

A la hora de reclamar nuestra indemnización por accidente de tráfico, es importante ser conscientes de que, en la mayoría de casos, será la primera vez que formemos parte de un proceso de este tipo, al tiempo que las aseguradoras trabajan en supuestos de hecho de esta tipología en el día a día de su empresa.

Es por ello que, la tributación de una indemnización por accidente de tráfico, a efectos prácticos, no suele ser declarada ante la delegación de Hacienda, puesto que las aseguradoras no suelen abonar una cantidad superior a la que establece el sistema de cálculo de indemnización establecido en el baremo de tráfico.

🚗 De hecho, en diversidad de ocasiones, el cálculo de esta cantidad económica se realiza a la baja.

En cualquier caso, si ha sufrido un accidente de tráfico, nuestros abogados en accidentes le ofrecerán toda la información que usted necesita no solamente desde un punto de vista legal, también fiscal y tributario para que usted solamente tenga que ocuparse de estar bien. ¡Llámenos o envíenos un formulario de contacto con sus dudas!