Saltar al contenido
Indemnización por accidente de trafico Optima

Reclamación por accidente de autoescuela

Un accidente que involucre a un conductor en prácticas en una lección durante una clase de la autoescuela, puede traer varias preguntas. Los conductores en practicas, obviamente no tienen suficiente experiencia en la conducción, y es probable que se vean involucrados en un accidente de tráfico debido a la falta de experiencia, a los tiempos de reacción y a los errores por la falta de costumbre.

La gran pregunta es: ¿quién es el responsable? si alguien resulta herido en un accidente que involucra a un conductor en prácticas. ¿Deberían poner a los conductores en prácticas limitaciones?

Comprender la ley es el elemento esencial, para conocer las indemnizaciones que corresponden por los accidentes de tráfico que se puedan producir por un conductor que esta recibiendo clases prácticas en un autoescuela, un elemento que no esta en la ley, pero que es casi tan importante o más, saber como tiene que actuar un conductor cuando sufre una lesión por un accidente de tráfico.

La ley sobre los conductores en prácticas

La ley es muy clara con respecto a las lecciones de conducción, los conductores en prácticas y las responsabilidades de los instructores. De acuerdo con la ley, los instructores deben tener una licencia especial para poder enseñar a conducir.

Toda persona que acude a una autoescuela, acude para sacarse el carné de conducir, para ello todo conductor tiene que pasar dos pruebas, la teórica y la practica, esta última requiere cierto número de clases prácticas para poder aprobar el examen, depende del conductor necesitará un número mayor o menor de clases. El único requisito necesario para sacarse el carné de conducir, es tener 18 años.

Aunque existe la opción de tener carné de conducir cuando la persona tiene entre 16 y 18 años, pero limitándose a las motocicletas o coches especiales.

Existen reglas muy específicas en cuanto a las lecciones de conducción para la seguridad del conductor y la seguridad de otros conductores y peatones. Si esta recibiendo clases de conducir, el instructor de la autoescuela es el responsable de asegurarse de que el conductor en prácticas conduzca de manera segura, siguiendo todas las señales de tráfico y una conducción segura. Tienen el deber de cuidar tanto al conductor que aprende como a otros conductores y peatones, y deben estar preparados para intervenir para evitar cualquier posible accidente, que pueda producir el conductor en prácticas.

Una vez en la carretera, los alumnos deben conducir de una manera razonablemente segura, por ejemplo, obedeciendo los límites de velocidad, adhiriéndose a las señales de tráfico y disminuyendo la velocidad en los puntos ciegos.

Tipos de accidentes durante las clases de conducir

Los accidentes de tráfico que se producen durante las lecciones de conducir se pueden atribuir a tres causas principales:

  1. El instructor de la autoescuela que no guarde la vigilancia debida o que no establece las medidas necesarias para evitar el accidente. Por ejemplo, si el profesor de la autoescuela no cumple con su responsabilidad de establecer las medidas razonables para evitar un accidente de tráfico, puede ser considerado como responsable del accidente de tráfico. La autoescuela también puede ser responsable civil subsidiario al haber contratado al profesor, si este no cumple con los requisitos mínimos que necesita un profesor de autoescuela, y haya provocado un accidente de tráfico realizado por un alumno de la autoescuela.
  2. El vehículo de la autoescuela no debe tener ninguna avería, las autoescuelas son responsables del mantenimiento de sus vehículos y de garantizar que los vehículos proporcionados a los conductores en prácticas sean seguros para conducir. Si el accidente fue causado por una avería en el vehículo, siempre que no haya sido producida por elementos externos, el accidente de conducir provoca que la autoescuela este obligada a la indemnización por el siniestro, ya sea a reparar los daños o las lesiones provocadas.
  3. La falta de cuidado de los otros conductores pudiendo provocar el accidente de tráfico al presionar al conductor en prácticas, los conductores con experiencia saben que un conductor que esta recibiendo clases, ya que los vehículos de las autoescuelas van llamando la atención, informan al resto de conductores que hay un conductor que esta recibiendo clases de conducir. También saben que deberían darle al conductor de ese vehículo un margen mayor, para evitar cualquier accidente o ponerle nervioso, que pueda producir un accidente. Pero por desgracia, la actitud de muchos conductores no siempre es la correcta. Los conductores a menudo se impacientan cuando hay tráfico y van detrás de un vehículo que se mueve demasiado lento y tratan de adelantar o apretar el claxon agresivamente. Un conductor que esta recibiendo clases puede ponerse nervioso y es probable que pueda producir un accidente de tráfico.

Reclamaciones de indemnización relacionadas con los accidentes de tráfico provocados por los conductores en prácticas de la autoescuela

Las reclamaciones de indemnización por los accidentes que puedan producir un conductor en prácticas durante una clase de la autoescuela se deciden sobre los hechos individuales del caso.

Es posible que puedan reclamar una indemnización en cualquiera de estas circunstancias:

  • Si el conductor en prácticas y el instructor, provocan un accidente por el descuido de este último, al no haber utilizado la diligencia debida de un buen profesor de autoescuela, la responsabilidad del accidente y la posterior reclamación de la indemnización deberá ir contra el profesor de la autoescuela.
  • El conductor en prácticas y el instructor, sufren un accidente por imprudencia o descuido de un tercero, provocando lesiones a los ocupantes del vehículo de la autoescuela y/o terceros, la responsabilidad del accidente es del conductor del vehículo que provoca el accidente, la reclamación del accidente de tráfico deberá ir contra este conductor.
  • Si el conductor en prácticas y el instructor, provocan un accidente por el mal mantenimiento del vehículo, la responsabilidad del accidente recae en la autoescuela, la reclamación del accidente de tráfico deberá ir contra la autoescuela.
  • Si el conductor en prácticas y el instructor, provocan un accidente, pero en vez de involucrar a un coche es contra un peatón, la responsabilidad del accidente recae sobre el profesor si es por una negligencia suya, si es por un defecto en el coche será la autoescuela, la reclamación del accidente de tráfico deberá ir contra el profesor en el primer caso y contra la autoescuela contra el segundo.

En todos los casos que la responsabilidad sea del profesor, la reclamación que vaya a conseguir la indemnización por el accidente de tráfico, también deberá ir dirigida la reclamación contra la autoescuela por ser responsable civil subsidiario.

Lo que tiene que hacer en caso de un accidente por un conductor que recibe clases de una autoescuela

Reclamar una indemnización por lesiones sufridas en un accidente por un conductor que recibe clases de una autoescuela, no es algo que ocurran estos accidentes todos los días. Reclamar la indemnización por el accidente de tráfico no es algo que deba intentar por sí mismo, a menos que esté familiarizado con la ley que regula los accidentes de tráfico. Lo primero es contactar con un abogado especialista en reclamaciones por indemnizaciones de accidente de tráfico. Necesario para llevar la gestión de la reclamación en vía extrajudicial y posterior vía judicial, dirigida a las reclamaciones por accidentes de tráfico necesitando la experiencia de un profesional para valuar y dirigir en los momentos posteriores a sufrir un accidente de tráfico.

Si se produce un accidente de tráfico, y ha sufrido unas lesiones siendo conductor en prácticas de una autoescuela, y no sabe si tiene derecho a recibir una indemnización, deberá contactar con un especialista en este tipo de reclamaciones, siendo informado del proceso y los elementos necesarios para conseguir la mejor indemnización posible.

Si tiene un caso sólido, haremos todo lo posible para ayudarlo a obtener su debida indemnización sin pedirle que desembolse ninguna cantidad. Si usted no gana nosotros no ganamos.