Saltar al contenido
Indemnización por accidente de trafico Optima

Artículo 33 de la Ley 35/2015

El artículo 33 de la Ley 35/2015 dice lo siguiente:

Artículo 33.Principios fundamentales del sistema de valoración.

1. La reparación íntegra del daño y su reparación vertebrada constituyen los dos principios fundamentales del sistema para la objetivación de su valoración.

2. El principio de la reparación íntegra tiene por finalidad asegurar la total indemnidad de los daños y perjuicios padecidos. Las indemnizaciones de este sistema tienen en cuenta cualesquiera circunstancias personales, familiares, sociales y económicas de la víctima, incluidas las que afectan a la pérdida de ingresos y a la pérdida o disminución de la capacidad de obtener ganancias.

3. El principio de la reparación íntegra rige no sólo las consecuencias patrimoniales del daño corporal sino también las morales o extrapatrimoniales e implica en este caso compensar, mediante cuantías socialmente suficientes y razonables que respeten la dignidad de las víctimas, todo perjuicio relevante de acuerdo con su intensidad.

4. El principio de vertebración requiere que se valoren por separado los daños patrimoniales y los no patrimoniales y, dentro de unos y otros, los diversos conceptos perjudiciales.

5. La objetivación en la valoración del daño supone que se indemniza conforme a las reglas y límites establecidos en el sistema, por lo que no pueden fijarse indemnizaciones por conceptos o importes distintos de los previstos en él. No obstante, los perjuicios relevantes, ocasionados por circunstancias singulares y no contemplados conforme a las reglas y límites del sistema, se indemnizan como perjuicios excepcionales de acuerdo con las reglas establecidas al efecto en los artículos 77 y 112.

Los principios generales de la norma y del sistema de valoración ponen en el centro de esta lee al accidentado, con lo que debemos interpretar todo su contenido en base a la necesaria reparación del perjuicio sufrido por el lesionado en un accidente de tráfico que deberá, como poco, verse resarcido de una situación tan complicada con es un accidente de tráfico. Nuestro baremo de 2015 lo intenta mediante los sistemas de valoración de la lesión.

En cualquier caso el conjunto de la norma deberá ser interpretado teniendo en cuanta que es el lesionado el que debe ser reparado de las lesiones, según expone este artículo y el exposición de motivos de la ley 35/2015.