Saltar al contenido
Indemnización por accidente de trafico Optima

Artículo 105 de la Ley 35/2015

El artículo 105 de la Ley 35/15 dice lo siguiente:

Artículo 105.Daños morales complementarios por perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial.

1. Se entienden ocasionados los daños morales complementarios por perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial cuando una sola secuela alcance al menos sesenta puntos o el resultado de las concurrentes, tras aplicar la fórmula prevista en el artículo 98, alcance al menos ochenta puntos. Las secuelas bilaterales recogidas en la tabla 2.A.1 constituyen una sola secuela a los efectos de este artículo.

2. La extensión e intensidad del perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial y la edad del lesionado constituyen los dos parámetros fundamentales para su cuantificación, sin que pueda tenerse en cuenta la afectación en sus actividades. También se ponderan, en su caso, los dolores extraordinarios y las secuelas que no hayan sido valoradas por haberse alcanzado la puntuación de cien.

3. Este perjuicio se cuantifica mediante una horquilla indemnizatoria que establece un mínimo y un máximo expresado en euros.

El artículo 105 de la Ley 35/2015, abre la “Subsección 2.ª Perjuicio personal particular” y más concretamente se ocupa de los daños morales que complementarían los perjuicios analizados en el anterior articulado. No es pacífica en nuestra jurisprudencia la reclamación en base a los daños morales. En primer lugar el daño moral deberá ser alegado por la parte que lo reclama, asunto complejo si no se cuenta con una pericial psicológica o psiquiátrica que desde el primer momento pueda orientas hacia el reconocimiento del daño moral. En el caso de los accidentes de tráfico más complejos, el daño moral deberá ser determinado con la intervención de los correspondientes profesionales de la salud mental.