Saltar al contenido
Indemnización por accidente de trafico Optima

Artículo 104 de la Ley 35/2015

El artículo 104 de la Ley 35/15 dice lo siguiente:

Artículo 104.Régimen de valoración económica de las secuelas.

1. El régimen de valoración económica del perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial con el daño moral ordinario que le es inherente, y del perjuicio estético se contiene en el baremo económico de la tabla 2.A.2, cuyas filas de puntuación y columnas de edad expresan, respectivamente, la extensión e intensidad del perjuicio y su duración.

2. Esta valoración es inversamente proporcional a la edad del lesionado y se incrementa a medida que aumenta la puntuación.

3. Las filas de puntuación se articulan de punto en punto desde uno hasta cien y las columnas de edad de año en año desde cero hasta cien.

4. El importe del perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial consta en la intersección de la fila y columna correspondientes. Este importe es el resultado de haber multiplicado el valor de cada punto, en función de la edad del lesionado, por el número total de puntos obtenidos de acuerdo con el baremo médico.

5. El importe del perjuicio estético consta en la intersección de la fila y columna correspondientes. Este importe es el resultado de haber multiplicado el valor de cada punto, en función de la edad del lesionado, por el número total de puntos obtenidos de acuerdo con el baremo médico, teniendo en cuenta el máximo de cincuenta puntos.

6. La indemnización básica por secuelas, en su doble dimensión psicofísica, orgánica y sensorial, por un lado, y estética, por otro, está constituida por el importe que resulta de sumar las cantidades de los dos apartados anteriores.

El artículo 104 de la Ley 35/2015 se ocupa de la definición de la valoración del régimen económica de las secuelas. En muchas ocasiones, a la hora de plantear una reclamación por accidente de tráfico, la persona que no se encuentra debidamente orientada profesionalmente, no puede determinar exactamente si la aseguradora está realizando la ofertada de manera debida. Es importante saber cómo aplicar el artículo 104 de la ley para obtener la cuantía indemnizatoria correcta.