Saltar al contenido
Indemnización por accidente de trafico Optima

Accidente Laboral: Indemnizaciones y prestaciones

Además del recargo de prestaciones en caso de incapacidad permanente derivada de accidente de trabajo y enfermedad profesional, el trabajador tiene derecho a percibir otras cantidades. El trabajador puede solicitar o reclamar por daños y perjuicios sufridos como consecuencia de dicho accidente de trabajo frente al empresario, y además una gran parte de los convenios colectivos establecen para el caso de que el trabajador sufra un accidente de trabajo o enfermedad profesional, y como consecuencia de ello sea declarado incapaz permanente sea en el grado que sea, normalmente se establece el aseguramiento para el caso de total o absoluta, una cuantía que marca el propio convenio colectivo.

¿Qué es un accidente de trabajo?

Se entiende como accidente de trabajo, todos aquellos sucesos que produzcan en un trabajador o trabajadora, lesiones funcionales o corporales, que pueden ser permanentes o temporales, inmediata o posterior, o incluso la muerte, por el resultado de una acción que puede haber sido determinada o sobrevenida en el transcurso de un trabajo, por el hecho o con ocasión del trabajo.

¿Como actuar ante un accidente laboral?

Cualquier persona puede tener un accidente en el transcurso de su trabajo y en esos casos, las consecuencias pueden ser desde leves a muy graves, siento en estas últimas las que pueden conllevar el reconocimiento de incapacidad permanente. Pero también hay que tener en cuenta que cuando hablamos de un accidente de trabajo no nos referimos solo a cuando se está directamente en el puesto de trabajo, si lo que un accidente de trabajo también puede ser cuando nos dirigimos a este o salimos de este hacia nuestro domicilio u hogar. A este tipo de accidentes se les conoce como “accidente in itinere” la denominación de este tipo de accidentes se refiere a los accidentes que se producen antes de llegar al trabajo en el camino de vuelta.

A continuación vamos a detallar una serie de pasos que hay que seguir en el caso de que se produzca un accidente laboral.

Qué debemos hacer ante un accidente de trabajo.

  • Lo primero que tenemos que hacer es comunicárselo a la empresa, o en su defecto a la persona responsable de esta. La persona responsable de la empresa será la encargada de comunicar a su seguro médico, el accidente que ha sufrido el trabajador.
  • Si el accidente no es muy grave la propia empresa será la encargada de llevar el trabajador a los servicios médicos de su mutua, o al servicio de urgencias más cercano en el caso de que la mutua esté cerrada en ese momento.
  • Tenga en cuenta que no todos los accidentes de trabajo son responsabilidad de la empresa. En el caso de que el accidente se haya producido por falta de información u omisión de esta en materia de seguridad laboral hacia el trabajador, sí que se podrán pedir responsabilidades y por tanto, una indemnización por daños y perjuicios.
  • Pero, en el caso de que el accidente laboral haya sido provocado por una negligencia del trabajador, cómo puede ser un exceso de confianza en su trabajo, no se podrá reclamar ninguna indemnización a la empresa.

Los trabajadores que hayan sufrido un accidente laboral tienen un año de plazo para poder reclamar la indemnización correspondiente, que empezará a contar desde el día en que se produjo dicho accidente.

Cómo calcular una indemnización por accidente laboral

Para calcular la cuantía de una indemnización por accidente laboral, deben tenerse en cuenta muchos factores ya que no existe ninguna normativa o regulación específica para calcular dichas indemnizaciones. En estos casos lo que se suele hacer es tomar como referencia los baremos de los accidentes de tráfico, y siempre teniendo en cuenta que cualquier juez puede discrepar de dichos baremos y atenerse a sus propias conclusiones dependiendo de los daños y perjuicios que considera relevantes para dicho caso o accidente.

Aún así podremos guiarnos para calcular una indemnización por accidente laboral por 3 factores esenciales cómo pueden ser: El tiempo de recuperación, las lesiones o secuelas, y el tiempo de incapacidad temporal.

En resumen podemos decir que tanto el trabajador como la empresa deben cumplir a rajatabla, todas aquellas medidas de seguridad correspondientes para salvaguardar la integridad física y psicológica de los trabajadores en sus puestos de trabajo.